martes, 25 de mayo de 2010

muertes cotidianas

nos morimos a veces
nos ahogamos a veces
en pequeños vasos
de cotidianidad
simplemente apretamos
los brazos del sillón
a veces cruzamos
las piernas
nos sacamos
la mugre de las uñas
mientras silbamos
la melodía de mierda
que aprendimos un día
de los tantos
que morimos de rodillas
o de alguna otra manera

2 comentarios:

arhiel dijo...

cheeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

al menos matas el tiempo parándolo con la instancia de escritura jaj

Lucas dijo...

Navego mi vaso de agua,
todos los días mi barco se hunde
un poquito más.