martes, 29 de junio de 2010

buen humor y desencanto

se perdió un fragmento
subiendo las escaleras
se congelaron los ojos
y me preguntan que pasa
con los árboles que caen
nunca supe responder
que afuera no hay más primavera
el desencanto en los huesos
no se compara por las noches
de buen humor
me preguntan que pasa
nunca supe responder
si se congeló también el tiempo
mientras llaman a la puerta
se prende la calefacción
se desprende la pelotudes
de la sonrisa
la heladera está rota y todavía
miramos buscando poesía:
papiros deshechos y el rugido del león en el vacío
alguien ha prometido una nueva religión
alguien ha leído sobre algún nuevo amor
todo es tan a corto plazo
simplemente nos aburrimos
acurrucados
las agujas en la pared parecen
recién hechas y hasta ahora
lo que leo parece no tener sentido
el amor a la estructura es un amor a la nada
el arte se descompone y vomita bilis hasta el cansancio

1 comentario:

IRENE ORTEGA dijo...

muy sutil, encantador y a la vez frágil. llega hondo. desde adentro. me encantó.tu compañera de filo.