martes, 22 de junio de 2010

slow jazz

sigo buscando
inútil
en una atmósfera de jazz
el amor en una pared
de concreto
con tantos nombres grabados
quiero encontrarlo
o simplemente
romper la pared
pero en dulce
cámara lenta
como cuando el humo del cigarrillo
escapa travieso entredientes
como cuando se rompe
un vidrio esmerilado
o el cortocircuito de una lámpara
desnuda
es el protagonista de un cuarto oscuro
y entre el baboseo del saxofón
se distinguen amores calientes
prohibidos
como el beso accidental
de una prostituta
como las pequeñas cosas
como los detalles
una mano que se extiende
y roza una mejilla
palpitante de rubor
la pared sigue allí
acumulando nombres
parcialmente tachados
la improvisación se termina
le doy la espalda
y camino lentamente hasta la puerta
otro lugar se puede ver
cruzando la vereda
ya es tarde parece
que es hora
de dormir
el cartel dice
abierto y al cielo ya no le quedan
colores
y ahí
es cuando se ríe
no frente al espejo
no frente al mar borrascoso
de preocupaciones
no frente al amor
simplemente
ahí
cuando la divina preocupación
queda confirmada

5 comentarios:

Millelli dijo...

me encanto..en especial la parte :"como las pequeñas cosas
como los detalles
una mano que se extiende
y roza una mejilla
palpitante de rubor
la pared sigue allí
acumulando nombres
parcialmente tachados"

muy bueno!!

nat dijo...

me tiraste la pared a la mierda y el seguro no me cubre contra guillermos..solo contra sismos.

arhiel dijo...

guillermo es un sismo
en sí mismo
guillermo es sureño
y ama lo empinado

cualquier espacio

vacío separado
por lo blanco

guillermo termina
cuando se aburra del juego

guillermo monteagudo dijo...

sos un genio ari

Schad dijo...

Es más difícil conseguir un BESO de una prostituta que el de cualquier otra mujer.